h1

Cómo se hizo

En este primer número, se presenta al personaje de Eduardo, con el que hemos revisado el mito del hombre lobo, adaptado a nuestros tiempos, tomando prestados elementos desde el mito clásico hasta el juego de rol de White Wolf, pasando por el cuento de Caperucita Roja.

La idea de realizar un cómic que combinara los elementos del género de terror y la tradición superheroica surgió en 2001. Sobre esa idea, Enric Pujadas concretaría las pautas del cómic, que pasó a ambientarse en Mallorca, y desarrolló algunos de los personajes. Aunque el de Eduardo no fue el primero en ser concebido, terminó siendo el protagonista de la primera historia.

Este número 1 se publicó en junio de 2002, y desarrolla la historia del primero de los personajes que formarán el grupo, narrada en flashback a través de su diario, desde su infancia hasta su encuentro con Yago, el misterioso mentor que reunirá al grupo.

Desarrollando los personajes

Desde las primeras pruebas (izquierda y centro, versión definitiva a la derecha), el personaje de Eduardo tenía un aspecto poco favorecido. Pretendíamos retratar a un típico freak, no especialmente popular, con aficiones solitarias y que hubiera pasado su vida incomprendido por la extraña condición de haber compartido su vida con el espíritu de un lobo. Después de todo, no queríamos héroes al uso.

Respecto a Yago, el aspecto del personaje quedó muy claro desde el principio. Buscábamos un aspecto de mago sabio y misterioso que a la vez resultara inquietante pero que pudiera inspirar la confianza suficiente en los jóvenes protagonistas. Su pose, afectada y condescendiente, con riguroso y algo teatral atuendo negro incluído, queda clara desde el prólogo de este primer cómic. Yago será el hilo conductor del primer arco argumental de la serie, en el que se presenta a los jóvenes protagonistas.

El personaje más complejo de caracterizar visualmente, y del que aún ahora no nos sentimos orgullosos, fue el de Marv. Teníamos unas referencias de lobos grises fabulosas y los primeros bocetos fueron prometedores:

Por desgracia, resultó bastante complicado integrar a un lobo con una personalidad como la de Marv en un cómic. En particular, había que dotarlo de gestos y actitudes humanas. De todos modos, el primer obstáculo fue hacer que resultara creíble como un simple lobo. De las páginas descartadas se deduce que este fue un proceso largo, como se puede apreciar en los recortes siguientes:

El resultado final es algo más creíble.


Huérfanos número 1 se realizó entre septiempre de 2001 y junio de 2002, tiempo a lo largo del cual el estilo de dibujo fue evolucionando. Tanto, que hasta 8 páginas enteras se repitieron con el fin tanto de mejorar lo realizado como de tratar dar una mayor continuidad de estilo. Puedes encontrar las páginas eliminadas aquí.

Siguiente: Publicidad

En este primer número, se presenta al personaje de Eduardo, con el que hemos revisado el mito del hombre lobo, adaptado a nuestros tiempos, tomando prestados elementos desde el mito clásico hasta el juego de rol de White Wolf, pasando por el cuento de Caperucita Roja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: